Muchas compañías han logrado crear dispositivos parcialmente transparentes como marcos de fotografía digital, teclados, entre otras cosas. Sin embargo, tabletas o teléfonos completamente transparentes han sido objeto del arte conceptual por mucho tiempo debido a que aún falta una pieza en el rompecabezas: la batería. Gracias a un grupo de científicos de la Universidad de Stanford, los teléfonos transparentes están hoy aún más cerca de convertirse en realidad.

“Si quieres fabricar algo totalmente transparente, ¿dónde queda la batería?” dijo Yi Cui, un profesor en materiales y ciencias de la ingeniería en el SLAC National Accelerator Laboratory, renombrado por su trabajo con baterías. Ya que los materiales activos que constituyen las baterías no pueden hacerse transparentes o ser reemplazados por otro componente, Yuan Yang un investigador de la misma Universidad, se dió cuenta de que tenía que encontrar la manera de construir una batería donde sus componentes fuesen tan pequeños que no pudiesen ser vistos por el ojo humano. “Si algo es más pequeño que 50 micrones, los ojos lo verán transparente” dijo Yang, ya que la capacidad visual del ojo está entre 50 a 100 micrones.

Lo mejor de todo es que las baterías transparentes son más económicas de lo que aparentan. “El costo sería similar al de las baterías convencionales” dijo Cui. “Especialmente si usamos materiales de bajo costo para construir los colectores de corriente. No hay razón para que esto no pueda ser económico.” La única limitación actual, es que las baterías transparentes tienen la mitad de la potencia que una batería de lithium-ion del mismo tamaño. “La densidad de energía es actualmente menor a las baterías de litio” dijo Yang. “Su capacidad en este momento es comparable a las baterías de nickel-cadmium”.

La mayoría de las laptops y teléfonos móviles están alimentados por baterías de lithium-ion, mientras que las baterías de nickel-cadmium son usadas en cámaras y otros dispositivos de menor consumo energético.

Como segundo elemento para construir dispositivos transparentes necesitamos una pantalla que lo permita. La tecnología AMOLED ya hace realidad la fabricación de paneles transparentes que reproducen colores tan vívidos como los de un OLED común. En el 2010, Samsung presentó su modelo de pantalla transparente para laptops basada en la tecnología propietaria AMOLED durante el Consumer Electronics Show (CES). Podríamos decir que las pantallas transparentes y/o flexibles son un problema resuelto.

Y como elemento final, necesitamos arte. Heyon You, diseñó un hermoso prototipo Samsung de pantalla flexible que hoy en día parece estar más cerca de lo que creemos. Estamos entrando a una película de ciencia ficción, pero ¿qué vendrá después?… yo apuesto por los dispositivos holográficos ¿y tu?.

[Fuente: Stanford University, Yanko Design]

Una respuesta a “Baterías y pantallas transparentes: ¿es este el futuro de la tecnología móvil?”

Deja un comentario