El Amazon Appstore es una alternativa al Android Market introducida el 22 de Marzo de 2011. Fue lanzada inicialmente con 3800 aplicaciones, en la cual los desarrolladores son pagados un 70% del precio de venta, o un 20% del precio estipulado por el desarrollador, cualquiera que sea mayor. Su mayor atractivo es la famosa “App of the Day”, en la cual Amazon regala una aplicación al público, sin costo alguno, por un periodo de 24 horas, pero lo que muchos no sabíamos era lo que había detrás de esta modalidad.

Amazon Appstore: Podrida hasta la médula

Lo que relataremos a continuación es una historia descrita por el equipo de Shifty Jelly en su blog. Shifty Jelly es un pequeño equipo de desarrollo Australiano, especializado en iPhone y Ruby on Rails. Consiste en un par de programadores a tiempo completo y unos cuantos diseñadores a tiempo parcial. Cuando Shifty Jelly fue nominado para colocar su aplicación como “App of the Day”, ellos pensaron que se habían ganado la lotería, sin embargo, esto resultó ser más un robo armado en medio de una autopista.

Hace tres meses, el equipo se aventuró  a colocar su aplicación “Pocket Casts” en el Amazon Appstore. En ese momento, muchos indicaban que el Appstore era la solución a los problemas del Android Market, y de hecho fue nominado como un “excelente trabajo en progreso”. “Los términos del Appstore indican que ellos pagan el 20% del precio, inclusive si ofrecen la aplicación gratis. Tanto para los consumidores como para los desarrolladores, esto podría ser una oportunidad para ganar algo relativamente raro en Android: dinero. Pero el secreto sucio de Amazon, es que ellos no pagan al desarrollador ni un centavo”, dice Shifty Jelly.

La oferta inicial llega de parte de Amazon via email, con un texto que ofrece al desarrollador destacar la aplicación en la página principal como “App of the Day”, para ofrecerla al público sin costo alguno. Ellos alegan que su oferta traerá mucho tráfico al desarrollador, siendo una oportunidad para darse a conocer, sin embargo en dicho correo se destaca la frase “El porcentaje de ganancia es de 0% para el día que usted se encuentre destacado en nuestro Appstore”.

Shifty Jelly negó la propuesta inicialmente, indicando que la medida era ciertamente predatoria e imparcial. Básicamente lo que se está pidiendo al desarrollador es ofrecer su aplicación de forma gratuita para promover a Amazon. En otras palabras, Amazon tiene la fama de ofrecer aplicaciones gratis y esa es la única razón por la cual el público la utiliza, ya que un minúsculo porcentaje paga por las aplicaciones a través del Appstore; sumándole el hecho de que sólo está disponible en EEUU.

Después de pensarlo y discutirlo entre ellos, Shifty Jelly acepta la solicitud de Amazon, en vista de que ellos se “aventuraron en Android como un experimento, y sería tonto no aprovechar la exposición que Amazon les estaba ofreciendo”.

Durante el día que la aplicación estuvo destacada como App of the Day, recibieron 101.491 descargas. Más de 100.000 copias descargadas y $0 de ganancia. Lo único que recibieron fueron más de 300 emails con solicitudes de soporte que tuvieron dificultades en responder. Adicionalmente, tuvieron que adquirir un nuevo servidor, ya que Pocket Casts está basado en un lector RSS, y con el incremento de usuarios, el servidor inicial ya no era suficiente. Todo esto tuvo que costearlo Shifty Jelly de su propio bolsillo.

¿Sirvió de algo la exposición en los días posteriores? la respuesta es un gran no. El día después [de las 100.000 descargas], las cosas siguieron tal cual como estaban antes, vendiendo unas cuantas copias por día (ver gráfica a continuación).

…Lo que nos molesta es la percepción pública de que Amazon le paga a los desarrolladores para destacarlos. Todas las personas que consultamos en Twitter o via email, pensaban que Amazon estaba ayudando a los desarrolladores, y obteniendo una aplicación gratis a cambio.

Shifty Jelly también destaca en su blog varios inconvenientes al que un desarrollador se enfrenta cuando publica una aplicación en el Amazon Appstore. Cita textual:

  • Periodos de revisión sumamente largos que pueden llegar a las 2 semanas.
  • Amazon determina el precio de la aplicación, sin consultar al desarrollador y sin derecho a reclamos.
  • Amazon reescribe y modifica la descripción de las aplicaciones a su gusto.
  • Amazon no provee reportes de errores como el Android Market, lo cual hace muy difícil corregir problemas en el app.
  • No soportan múltiples APK como lo hace Google.
  • Amazon se tarda mucho más en pagar que Google.
  • Está enfocado sólo al mercado estadounidense.
  • La información sobre las ventas y descargas no se actualiza en tiempo real como en el Android Market.
  • No se pueden eliminar aplicaciones del Appstore sin una autorización previa de Amazon.

En resumen, Amazon es prácticamente el dueño de la aplicación una vez se sube al Appstore. Es sin duda una alternativa extra al Android Market, pero ¿bajo qué costo?. Es lamentable el trayecto por el que tienen que pasar los desarrolladores independientes para recibir algo de exposición, inclusive con pérdidas monetarias involucradas. Recordemos que muchos de los desarrolladores son personas no representadas por ninguna empresa que buscan un ingreso adicional a través de Android, hasta que se encuentran con técnicas de promoción despiadadas que benefician a sólo una de las partes. Sin duda empresas como Rovio o PopCap se ven beneficiadas con este medio de promoción, ¿pero dónde quedan los desarrolladores independientes?.

[Fuente: Shifty Jelly’s Blog of Mystery]

2 respuestas a “La realidad detrás de las “aplicaciones gratuitas” del Amazon Appstore”

  1. Ricardo dice:

    AMAZON es una porquería  no lo compren tendrás malas experiencias 

Deja un comentario