Comentarios desactivados en Google habla de la seguridad móvil; dice que los antivirus para móviles son basura

Google habla de la seguridad móvil; dice que los antivirus para móviles son basura

Android es actualmente el sistema operativo móvil más popular del planeta. Con más de 200 millones de dispositivos activados y 550.000 que se suman diariamente, Android está controlando el mundo. Esto también genera preocupación, ya que los desarrolladores de software malicioso usualmente apuntan a las plataformas con más exposición. Nadie va a escribir una aplicación maliciosa para Symbian por ejemplo, si puede llegar a más gente a través de Android, iOS o BlackBerry.

Los usuarios de Android parecen estar muy preocupados por la seguridad, con mucha razón. Nuestros smartphones albergan información muy importante que queremos mantener segura. A pesar de que Android es una plataforma víctima de virus y malware, la gran G nos trae cierta consolación al respecto. ¿Quién mejor que Google para hablar de su propio producto?. Chris DiBona, un Gerente del Programa de Código Abierto de Google, escribió un poco en su Google+ mencionando el hecho de que la protección antivirus no es realmente necesaria en los smartphones.

DiBona inicia su artículo indicando que la concepción general de un proyecto de código abierto es que tiende a ser más peligroso. La idea idea de “código abierto” es que la comunidad tenga más influencia sobre lo que ocurre con el sistema operativo. Esto no significa que sea más peligroso, al contrario, la plataforma depende de la satisfacción del usuario. Si el sistema operativo fuese inseguro, la gente no lo usuaría.

Otro factor mencionado este tipo de discusiones es que Google tiene una mente muy abierta en relación a cómo funciona el Android Market. Google no limita a los desarrolladores tanto como Apple, y lograr subir una aplicación al Android Market es mucho más rápido y fácil. Mientras que esto podría llevar a que ciertas aplicaciones maliciosas se filtren en el Market, las mismas son identificadas y eliminadas rápidamente por Google. Por lo tanto, estamos bastante seguros como consumidores.

DiBona cree en que las aplicaciones de protección antivirus para móviles son “basura” que no logran mucho, ya que los sistemas operativos móviles son muy seguros gracias a la estructura de sus kernels.

Ningún teléfono importante tiene un problema de virus en el sentido tradicional que se ha visto en máquinas con Windows y Mac. Han habido algunas pequeñas cosas, pero no han llegado muy lejos gracias a los modelos de encapsulamiento y la naturaleza de los kernels subyacentes. Ningún sistema Linux tiene un problema serio de virus.

Las empresas de antivirus están jugando con tus miedos para tratar de venderte una protección basura para Android, RIM y iOS. Ellos son charlatanes y estafadores. Si trabajas para una empresa que vende protección antivirus para Android, RIM o iOS, deberías estar avergonzado de ti mismo.

Un virus tradicional es posible, pero no probable. Las barreras para distribuir un programa de este tipo de teléfono a teléfono son muy largas y difíciles de atravesar cuando tienes acceso legítimo al teléfono, pero este no es el día de la independencia, un virus que puede funcionar en un dispositivo no se propagará mágicamente a otro.

Este último párrafo es muy cierto. La segregación es real y en ocasiones previene que un virus o malware se propague. Así como los desarrolladores tienen que trabajar duro para que sus apps funcionen bien en todos los dispositivos, lo mismo ocurre con los virus. No se puede esperar que un virus sea compatible con todos los dispositivos.

La protección antivirus podría no ser del todo necesaria. Lo importante es estar muy pendientes de sólo instalar aplicaciones de fuentes confiables en nuestros dispositivos. Esta es la mejor forma de protegerse. Aún así, los malwares y viruses están muy limitados en las acciones que pueden ejecutar, por lo que podríamos considerar a nuestros sistemas operativos móviles plataformas bastante seguras.

[Fuente: Google+ via Phandroid]

Los comentarios están cerrados.