Refresquemos nuestras memorias. En Octubre, Trevor Eckhart, un desarrollador de la comunidad de XDA encontró un grave agujero de seguridad en varios dispositivos HTC que permitía rastrear información privada de sus usuarios. Desde ese momento, HTC publicó algunas notas de prensa reconociendo el problema y prometiendo parches. Mejor aún, el fabricante indicó que nadie había sido afectado y que estaban trabajando para solucionar el problema. Desafortunadamente, esto no terminó aquí.

Seguidamente, Eckhart (mejor conocido como TrevE), comenzó a investigar sobre el funcionamiento de una aplicación conocida como Carrier IQ. La empresa desarrolladora de Carrier IQ, se hace conocer como el “proveedor líder de soluciones de inteligencia móvil”, y provee su servicio a varias empresas del área. Su aliado principal es la operadora Sprint (USA), y Eckhart afirma que este software de rastreo está presente en varios dispositivos Samsung, HTC y otros.

Según las investigaciones de Eckhart, Carrier IQ es capaz de monitorear absolutamente todo, desde la ubicación del teléfono, hasta qué aplicaciones están instaladas, e inclusive, qué teclas son presionadas. Carrier IQ alega que esta información es usada para ofrecer a las operadoras información sobre cómo mejorar la experiencia de usuario. El problema es que Eckhart se dió cuenta de que este software corre sin el consentimiento del usuario.

Como si fuera poco, Carrier IQ ha amonestado a Eckhart con una carta de Cesar y Desistir por publicar las investigaciones realizadas sobre su aplicación. Carrier IQ afirma que Eckhart reprodujo contenido protegido por derechos de autor e hizo acusaciones falsas sobre el propósito del software. Carrier IQ quiere que Eckhart se retracte públicamente indicando que todo lo que hace Carrier IQ es completamente normal y que no vulnera la privacidad de sus usuarios.

Eckhart se acercó al EFF (Electronic Frontier Foundation) para buscar asesoría legal, pero la fundación cree que Carrier IQ no tiene fundamentos sólidos para llevar una demanda a la corte.

Hemos tenido la oportunidad de revisar las alegaciones en contra de nuestro cliente, y hemos concluido que no tienen base alguna. El Sr. Eckhart usó y publicó estos materiales con la finalidad de educar a los consumidores y firmas de seguridad sobre la funcionalidad de su software, el cual él considera que levanta preocupaciones de seguridad. La investigación legítima y honesta del Sr. Eckhart está protegida por la doctrina de uso justo y la Primera Enmienda.

Las investigaciones hechas por TrevE han sido con las mejores intenciones para proteger a la comunidad, a pesar de las consecuencias que esto le ha traido. En este momento la decisión de continuar con el procedimiento legal queda del lado de Carrier IQ. Pronto sabremos en qué termina todo esto.

[Fuente: TechCrunch]

Deja un comentario