Más rápido de lo que esperábamos, Carrier IQ ha enviado una nota de prensa indicando que se retracta de su carta de Cesar y Desistir enviada a Trevor Eckhart, quien recientemente detalló como funcionaba la aplicación de la compañía, registrando data personal en dispositivos Samsung y HTC sin consentimiento de sus usuarios.

Carrier IQ indica:

Nuestra acción fue equivocada y lamentamos profundamente cualquier preocupación o problema que nuestra carta haya podido ocasionar al Sr. Eckhart. Sinceramente apreciamos y respetamos el trabajo del EFF en su nombre, y compartimos su compromiso de proteger la libre expresión en un mundo tecnológico cambiante.

Por como se ven las cosas, parece que las acciones del Electronic Frontier Foundation surtieron efecto, los abogados han hecho su trabajo y TrevE, experto en seguridad móvil no será perseguido ni demandado por miles de dólares después de todo. Sin embargo, sigue siendo extraña la precipitada acción por parte de Carrier IQ al amonestar a Eckhart por sus investigaciones personales.

A pesar de que la carta fue retirada, esto no cambia el hecho de que el software de Carrier IQ sigue corriendo en varios dispositivos (en su mayoría de Sprint). Esta vez la comunidad de Android se unió para darle cobertura al asunto y Eckhart logró salir ileso del inconveniente. En definitiva, la aplicación Carrier IQ debería ser totalmente opcional, preguntando al usuario si desea o no participar en el registro de sus acciones y data personal.

Para conocer más sobre la carta y toda la historia detrás de esta amonestación, puedes leer: Desarrollador de Android es amonestado legalmente por investigar problema de seguridad.

[via The Verge]

Deja un comentario