android-4.2-jelly-bean-nexus-4

Una de las quejas más comunes de Android, es que Google anuncia una nueva versión, pero entonces toma más de seis meses para que dicho software llegue a tu teléfono. Inclusive, hay casos donde la actualización nunca llega, como es el caso de múltiples dispositivos que aún permanecen en 2.2 Froyo o 2.3 Gingerbread. ¿Por qué ocurre esto?

Los chicos de Gizmodo decidieron hacer una investigación profunda al respecto, comenzando por los fabricantes, los operadores y finalmente Google. Lo que encontraron fue que el proceso es bastante lineal, pero durante el mismo se presentan múltiples problemas que toman meses en resolverse antes de que tu teléfono reciba la esperada actualización.

Cada que Google lanza una nueva versión de Android, hay tres pasos que deben seguirse antes de que tu teléfono pueda recibir la actualización. Primero el fabricante del chip, debe proveer el nuevo código que le permite al sistema operativo comunicarse con los componentes del hardware. Ya que hay tantos fabricantes de chips (Qualcomm, Texas Instruments, NVIDIA, Samsung, etc), cada compañía se toma su tiempo en producir ese código. Usualmente este proceso dura uno o dos meses.

Una vez completado el primer paso, es el turno del fabricante de continuar el proceso. Samsung, HTC, LG y Motorola (entre otros), deben ajustar la nueva versión de Android al hardware de cada uno de sus teléfonos. Cada teléfono o tablet tiene una configuración específica, sumado a las características de software que cada fabricante coloca sobre Android (TouchWiz, Sense, MotoBlur, etc). Esta etapa toma entre 6 y 8 semanas.

Después de que el fabricante tiene la nueva versión de Android lista para sus dispositivos, comienza la etapa más lenta del proceso – recibir la aprobación de las operadoras telefónicas (carriers). Las operadoras son el mayor retraso involucrado en las actualizaciones de Android, pero no es su culpa. Antes de que una actualización pueda ser lanzada al público, la operadora debe probarla en sus teléfonos para corroborar que es segura y que funciona de acuerdo al servicio ofrecido a sus clientes. Debido a que este proceso toma tanto tiempo y requiere de tantos recursos humanos, los dispositivos viejos usualmente son olvidados y se le da prioridad a aquellos modelos nuevos que se encuentran de moda en el mercado. Esta etapa le toma al fabricante entre tres y seis meses desde que reciben la actualización hasta que finalmente llega a tu dispositivo.

Pero… ¿por qué el iPhone y el iPad reciben las actualizaciones el mismo día que Apple las anuncia?

De acuerdo a la investigación realizada por Gizmodo, esta es una de las grandes ilusiones del mercado móvil. Apple anuncia una nueva versión, y casi de inmediato puedes descargarla en tu dispositivo iOS. ¿Cómo logra Apple saltar estas tres fases que mencionamos antes? No lo hace. Apple debe seguir el mismo proceso de Android, la diferencia es que Apple ya pasó él antes de anunciar la actualización. Google por otro lado, anuncia la actualización y luego deja que los fabricantes continúen el largo camino de entrega del software.

¿Es posible mejorar esta situación?

Google ha decidido tomar cartas en el asunto para su serie Nexus, ofreciendo estos dispositivos directamente en el Google Play Store a fin de poder tener control del proceso completo y entregar las actualizaciones de software sin depender de las operadoras. Por otro lado, los fabricantes están comenzando a concentrar su catálogo de productos a un único dispositivo insignia al año (flagship), con la finalidad de enfocar sus recursos de marketing y facilitar el proceso de validación por parte de las operadoras. Por otro lado, tu como usuario siempre tienes la posibilidad de hacer root a tu teléfono e instalar algún ROM actualizado, evitando pasar por este largo y burocrático camino.

Key Lime Pie está a la vuelta de la esquina y podría ser anunciado tan pronto como Mayo de este año durante el Google I/O. Sin embargo, las evidencias indican que tendrás que esperar varios meses antes de recibirla en tu teléfono o tablet.

[Fuente: Gizmodo]

Deja un comentario