El super resistente Corning Gorilla Glass rápidamente se convirtió en el estándar de oro para los dispositivos Android cuando debutó hace un año. Gorilla Glass logró que pudieses colocar tu teléfono en el bolsillo junto a tus llaves y monedas, sin preocuparte por afectar la integridad de la pantalla del dispositivo.