Los rumores decían que el HTC Bliss vendría equipado con una nueva versión de Sense. Otros dicen que se trata de un dispositivo enfocado al género femenino, con un delicado diseño, wallpapers suaves y frescos y un “hermoso indicador” que se enciende cuando recibes una llamada o emails. Lo que si sabemos con certeza es que el dispositivo posee una pantalla de 3.7-pulgadas y cámara frontal, luciendo físicamente muy similar al HTC Desire S. Pero lo más intrigante de todo es que este pequeño teléfono viene equipado con la nueva versión de Sense; se trata de HTC Sense 3.5.

El equipo de XDA.cn estuvo escarbando información sobre el Bliss y se encontraron con screenshots de lo que ellos creen será la nueva interfaz de Sense 3.5.

El problema con Sense 3.0 es que HTC dio un golpe bajo a sus usuarios con los requerimientos de hardware (se necesita de un dual-core), sin preocuparse por aquellos dispositivos con procesadores de un núcleo. Aparentemente, la empresa tomó cartas en el asunto, indicando que modelos anteriores podrán correr sin problema esta nueva versión de Sense.

HTC Sense 3.5 usará el mismo estilo de desbloqueo de pantalla de la versión 3.0, pero mostrará notificaciones y mensajes con un nuevo diseño. Los widgets de Sense han sido actualizados como se puede ver en las imágenes. El widget del clima cubre casi toda la pantalla, así como también se presentan dos nuevos botones en la parte baja de la interfaz; uno para aplicaciones y otro para el teléfono.

XDA.cn ha informado que esta versión de Sense 3.5 es una versión beta. Aunque luce muy distinto, sólo nos queda esperar a que el dispositivo sea anunciado para saber con certeza si esta versión de Sense llegó para quedarse, o sólo vendrá empaquetada en el HTC Bliss. ¿Te quedarías con Sense 3.0 o harías la actualización a Sense 3.5?

[Fuente: XDA.cn]

Una respuesta a “HTC Sense 3.5 capturado en imágenes en el HTC Bliss”

  1. […] semana pasada mostramos las imágenes del posible HTC Sense 3.5 que vendrá equipado en el HTC Vigor y Bliss, gracias al equipo de XDA.cn. Hoy, sin embargo, nos […]